Para el propósito de nuestro grupo sólo existe una autoridad fundamental: Un Dios Amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo. Nuestros líderes no son más que servidores de confianza, no gobiernan.

Para el propósito de nuestro grupo sólo existe una autoridad fundamental: Un Dios Amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo. Nuestros líderes no son más que servidores de confianza, no gobiernan.